Más de $184 millones para restaurar integralmente el Museo de Ciencias Naturales «Augusto Schulz»


Desde el Instituto de Cultura del Chaco informaron que el inmueble será refaccionado en su totalidad. La primera etapa de la obra contempla la restauración y puesta en valor del Patrimonio Monumento Nacional, el espacio exterior (jardines, senderos, paseos y pérgolas), y el edificio que tendrá un bar, restaurante, depósitos y sanitarios.


La creación del Instituto de Cultura del Chaco (ICCh) en 2008 brindó una base sólida para atender otras necesidades sociales. Desde su creación, la cartera cultural sostuvo como lema que la Cultura es una inversión y no un gasto. En aquella gesta fundacional estuvo Francisco Romero a la cabeza del Instituto, función que hace poco retomó. Siguiendo este camino, uno de los museos chaqueños será sometido a una refacción total, lo que corrobora la importancia material e inmaterial de la Cultura. Los cambios sociales que estas inversiones promueven hunden sus raíces y apuntan a cambios de largo plazo.


Se trata del proyecto de restauración integral del Museo de Ciencias Naturales “Augusto Schulz” (Ex Estación Santa Fe), dependiente del ICCH y ubicado en Pellegrini 802, en Resistencia. Actualmente el edificio presenta un grado de deterioro avanzado, no solo por el tiempo, si no por una falta de mantenimiento adecuado y que sigue generando un estado de pérdidas importantes como patrimonio cultural.


La licitación pública de dicha obra, anunciada días atrás por un monto de $184.094.928,88, tiene una primera etapa que contempla la restauración y puesta en valor del Patrimonio Monumento Nacional, el espacio exterior con sus jardines, senderos, paseo de esculturas y pérgolas para artesanos, y el edificio que, por un lado, tendrá el Bar Restaurante, y por detrás el depósito para artesanos y baños públicos. Luego habrá una segunda etapa, para la cual se llamará a licitación, e incluirá la construcción del edificio nuevo que contendrá a los museos de Ciencias Naturales y el Museo de la Identidad Chaqueña (actualmente Museo del Hombre Chaqueño).


“Es una gran obra muy esperada por el pueblo chaqueño, ya que permitirá rescatar los valores patrimoniales de una historia trascendental del Chaco, y así poder volver a recorrer, interpretar y difundir la identidad e historia de nuestros pueblos”, adelantó la arquitecta Ninfa López, coordinadora de la Comisión de Patrimonio e integrante del equipo técnico del ICCh. En esta mega obra también interviene el Instituto de Turismo de nuestra provincia, en el marco del programa nacional “50 Destinos” que implica un financiamiento por parte del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación y del Ministerio de Obras Públicas de la Nación.


El programa “50 Destinos” busca fortalecer al sector con políticas provinciales y nacionales a todo el territorio argentino. El mismo es financiado por un porcentaje del Impuesto PAIS, decisión del Gobierno Nacional de federalizar los recursos haciendo una distribución equitativa a todas las provincias.


Se estima que serán más de 500.000 habitantes los beneficiados con este proyecto. Aparte de Resistencia y el área de influencia de los municipios aledaños de Puerto Vilelas, Barranqueras, Fontana, Puerto Tirol, Colonia Benítez, Margarita Belén e Isla del Cerrito, los beneficios que traerá la obra abarca a las ciudades que conforman la microrregión NEA de Corrientes, Posadas, Formosa y del norte de Santa Fe como Avellaneda y Reconquista. “Será un gran contenedor y espacio para centro de convenciones de toda la zona de influencia, generando de 200 a 500 nuevos puestos de trabajo entre obreros de la construcción, patrimonialistas, profesionales de la arquitectura y urbanismo, ingeniería, sanitaristas, electricistas, paisajistas, técnicos ambientales, escenotécnicos, gestores culturales, artesanos, restauradores, asesores técnicos especialistas en la temática”, aclaró López.

Un edificio con historia


El Museo de Ciencias Naturales “Augusto Schulz” desarrolla sus actividades desde 1986 en el edificio donde antiguamente funcionara la Estación del Ferrocarril Santa Fe (que fuera popularmente conocida como “Francesa”, por la compañía que la construyó en 1907). A través del Decreto Nacional 325/1989 el Museo fue declarado Monumento Histórico Nacional, además de haber sido declarado Patrimonio Cultural de la Provincia a través de la Ley 6806/11.


La situación actual requiere de una intervención en el Patrimonio con medidas de Protección, Restauración, Consolidación y Rehabilitación que permitirán un funcionamiento adecuado de su estructura en general, además de dar seguridad al uso actual del museo y su acervo.


“Durante los últimos años ha sido muy notorio el aumento de diferentes patologías causadas por factores externos y agravados por la falta de mantenimiento, presentando graves grietas y fisuras por hundimientos en su sistema de fundaciones, presencia y avance de vegetación en sus paredes, además del avance de los árboles aledaños que crecieron sin cuidado alrededor del edificio, permitiendo los levantamientos por raíces que ingresaron por cañerías de desagües también rotos, generando graves humedades y filtraciones internas en todo el edificio”, expresó la arquitecta de la cartera cultural.


Y añadió: “Existen múltiples intervenciones que se fueron realizando a lo largo de los años posteriores a que el edificio dejara de funcionar como estación, y que ayudaron aún más a su deterioro, como construcciones que taparon pisos originales, cielorrasos y revoques como por ejemplo una exposición de arquitectura realizada en su interior -Casa Chaco-, en el año 2006 sin que se permitiera volver al estado original con la protección e intervención debida, quedando en muy mal estado todos los espacios que fueran construidos”.

Intervención estatal


El edificio convive y dialoga con el espacio natural y urbano en el que fuera implantado, por ello requiere de varias escalas de intervención, desde la puesta en valor del bien cultural y su entorno inmediato, hasta su restauración a fin de conservar y revelar los valores estéticos e históricos que hacen a su esencia. “Poniendo de relieve también el concepto de liberación, ya que serán retirados elementos que fueron ubicados en intervenciones de obra sin criterios de intervención patrimonial, hasta su rehabilitación o reciclaje en su funcionalidad, ya que cambiará su programa de necesidades pero manteniendo la importancia de la envolvente, la continuidad espacial, su centralidad desde la accesibilidad y volviendo a renovar las virtudes de aquel edificio que fuera testimonio de una época y que aún preserva su concepción edilicia”, destacó la funcionaria.


Para esta tarea se necesita un programa que permita convivir el edificio y su valor histórico, pero con la contemporaneidad necesaria para su habitabilidad correspondiente. Por ello, es necesario poner en valor la historia del Ferrocarril, que hasta el día de hoy se encuentra muy disperso en varios museos.


Por este motivo se realizará un nuevo guion museográfico para la nueva función del edificio como Centro de Interpretación de la Historia de los Ferrocarriles, donde será central la historia de los pueblos que vieron sus inicios con la instalación de las vías férreas.


Además, se aprovechará al máximo el desafío de la espacialidad del Monumento Histórico, permitiendo así el desarrollo de actividades turísticas culturales como una sala de consulta, venta de artesanías y la instalación de la SADE Chaco (Sociedad Argentina de Escritores. Delegación Chaco) acompañado con un espacio para sala audiovisual para 30 personas, así como la sala de reuniones de la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural y Natural del Chaco. Esto permitirá hacer un recorrido público por toda la planta baja, dejando la planta alta para la ubicación de las oficinas de la Dirección Provincial de Patrimonio, dependiente del ICCh.


Con la aprobación y acompañamiento de la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos dependiente del Ministerio de Cultura de Nación, se realizará la construcción de un nuevo edificio aledaño que albergará a los espacios de museos -Museo de Ciencias Naturales- y permitiendo completar la historia del Chaco.


También se incluyó el funcionamiento del Museo de la Diversidad e Identidad Chaqueña (hoy Museo del Hombre Chaqueño) el cual actualmente se encuentra en un galpón en comodato con la empresa proveedora de energía eléctrica, sin contar con un espacio pertinente para contener tan valiosas colecciones y acervos de la historia del Chaco.


“Este nuevo edificio tendrá las características morfológicas y funcionales de la contemporaneidad, tomando elementos que puedan simplemente relacionar al concepto ferroviario, sin generar falsos históricos, tales como estructuras metálicas a la vista, y elementos de color y textura que acompañen al edificio de la Estación”, detalló López.


“Absorbiendo la identidad del paisaje natural será revestido con una fachada verde que mimetizará a todo el Museo, de manera que se integre con el entorno y así permitir la prevalencia del edificio patrimonial: Monumento de los Chaqueños”, finalizó.