Desde qué temperatura los perros y los gatos empiezan a sentir frío

Las mascotas requieren de mucho cuidado y las bajas temperaturas pueden provocarle alguna enfermedad. Por esto, hay que estar atentos a qué situaciones los podrían exponer al frío y tener en cuanta que el pelaje no los protege totalmente.

Si bien su pelaje los puede proteger un poco de las temperaturas bajas, no siempre son suficientes. Según especialistas, un cachorro comienza a sentir frío entre los 7°C y los 12°C. Además, algunos perros adultos, pueden sentirlo a los 8°C. Ahora bien, ya a partir de los -6°C todos los perros pueden estar en riesgo de presentar una hipotermia.

En cambio, para los gatos, con una temperatura por debajo de los 22°C ya pueden sentir el frío. Una buena regla para saber si los perros y los gatos tienen frío, es: si vos tenes frío, lo más probable que tu mascota también.

Las temperaturas bajas afectan de manera diferente a las mascotas ya que dependerá la edad y el tamaño del perro. En el caso de los gatos algunos tienen más pelaje pero no quiere decir que estén cubiertos.

Cómo protegerlos

Para tener en cuenta, si las mascotas viven en el interior de la casa hay que evitar los cambios bruscos de temperatura cuando realicen salidas. En caso de las salidas cuando llueve puede ser necesario que tengan una prenda con un material repelente al agua y evitar que se mojen.

Lo mismo pasa con los perros y los gatos que viven afuera de la casa. Es fundamental darles un espacio que los proteja de la lluvia o las bajas temperaturas. Además, en lo posible, es importante que no tengan contacto directo con el suelo cuando duermen. Se puede usar una colcha, una colchoneta, o cualquier superficie cómoda.

Lo primero a tener en cuenta para protegerlos es que mantengan una buena alimentación, no solo en cantidad sino también en calidad. A su vez, es importante aclarar que hay que darles las proporciones adecuadas de acuerdo a su tamaño, actividad física y edad.

Además, la hidratación es igual de importante que el alimento. siempre hay que mantener el agua fresca y limpia.

Por otra parte, el uso de ropa no es necesaria, aunque en perros de avanzada edad y con artrosis se recomienda su uso.

Por último, si por algún motivo tu mascota se moja, es importante secarla por completo especialmente las patas, orejas, pecho y abdomen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram
WhatsApp
FbMessenger