La confirmación de Georgieva no puso fin al escándalo y el FMI y el BM quedaron más debilitados

Los informes, pronósticos y clasificaciones de los países «no se entregan en tablas de piedra y siempre han sido propensos a delicadas negociaciones entre las instituciones y los países accionistas», consideron periodistas de Bloomberg.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *